el dardo digital

 
 

 Hemeroteca

 
 

 

 nº. 008    octubre   2005   Sociedad

    Ecología

 Los

 conejos

 a salvo

 

El conejo de monte desempeña un papel primordial en los ecosistemas ibéricos. Hay más de cuarenta depredadores que tienen como parte de su alimentación a este animal, entre ellos especies tan amenazadas como el lince ibérico o el águila imperial.

 

     Desde mediados de la década de los 50 dos graves enfermedades, la mixomatosis y la enfermedad vírica hemorrágica, amenazan a las poblaciones de conejos en España. “Un peligro que no sólo se cierne sobre este mamífero, sino que también afecta a las especies que se alimentan de él” como afirma Ángel Gracia, secretario de la Federación Española de Caza. Es significativo el dato que dice que desde que apareció esta enfermedad en el conejo el número de linces ha descendido un 80% al carecer de alimento.

 

      Desde que se detectó esta enfermedad se ha trabajado en la consecución de un antídoto que proteja a los conejos. Existen vacunas comerciales que ofrecen buenos resultados en las explotaciones de conejo doméstico pero que resultan inútiles en la defensa del conejo de monte, puesto que requieren una aplicación individualizada mediante prácticas veterinarias convencionales.

 

     Uno de los mayores problemas en la lucha por conseguir la vacuna para conejos silvestres , es que, como comenta Gracia, “en la mayoría de los países europeos el conejo es una plaga, estando considerados al nivel mismo nivel de las ratas”, por lo que conseguir la vacuna sólo interesa a España y Portugal.

 

   . En 1996 la Federación Española de Caza firmó un convenio con el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria Alimentaria para trabajar en la consecución de una vacuna recombinante contra la mixomatosis y la RHD capaz de transmitirse mediante contacto directo de conejo a conejo o a través de las picaduras de pulgas o mosquitos.

 

      Esta vacuna ha sido probada en las isla del Aire del Archipiélago Balear, donde se aplicó a 75 conejos. Los resultados fueron positivos. Todos los animales vacunados desarrollaron numerosos anticuerpos contra la mixomatosis y la RHVD y el 40% de los no vacunados también, aunque en un nivel inferior. Durante el ensayo se produjo un brote de RHVD, pero ninguno de  los conejos vacunados fueron contagiados y el 40% de los no vacunados tampoco. Estos datos permiten afirmar que la vacuna recombinante es efectiva en el control de la mixomatosis y la RHD en las poblaciones de conejos silvestres.      El próximo paso es comprobar la eficacia de la vacuna en condiciones reales.

 

      “La lucha contra esta enfermedad es fundamental, no sólo para la salvación de los conejos, sino de otras muchas especies que se alimentan de ellos” comenta el secretario de la Federación Nacional.  Pero de  lo que todavía no se puede hablar es de plazos para conseguir la operatividad de la vacuna. “No nos interesa correr, sino hacer las cosas de forma seria” afirma Ángel Gracia.  

 

                                                                                                                     Juan A. Martinez

  

 

 
 

volver

 

 
----

---------------------------------e-mail: eldardodigital@lycos.es---------------------------------