el dardo digital

 
 

 Hemeroteca

 

 

 nº 17 - diciembre - 2008 - sociedad 

 LOS HOMBRES ANUNCIO

 

 

Según han explicado el alcalde Ruiz Gallardón y la delegada de Medio Ambiente Ana Botella, el Ayuntamiento de Madrid considera que la muy vieja actividad de los hombres anuncio ¨ataca la dignidad de la persona¨ y por tanto han decidido prohibirla dentro de una nueva Ordenanza de Publicidad Exterior. Gallardón ha decidido por ellos. Al parecer no cumplen con los requisitos estéticos que desea para su ciudad.

          El hombre anuncio, al menos hasta donde conocemos, gana una miseria, pero lo mismo es lo único que tiene. Es fácil hablar de dignidad y razones estéticas cuando se está en un buen puesto sentado en un buen despacho en un faraónico palacio.¿Y que hacer con esos hombres supuestamente vejados y degradados cuando se queden sin trabajo? Porque el hambre y la necesidad de sobrevivir no entienden nada de los tratos vejatorios. Si el señor alcalde les da otro trabajo, en estos tiempos de paro, seguro que estarían encantados de dejar el suyo. Mientras tanto habría que mantener todos los trabajos por humildes que sean, pues como e está demostrando en la actualidad constituyen un bien real entre las cambiantes fortunas de los tiempos.

          No podía el alcalde haber elegido un peor momento para eliminar a los hombres anuncio de las calles, en plena crisis y cuando mas necesaria es la economía creativa, sin olvidar que suprime un elemento con mas enjundia de la que se cree y que tan bien retrataba Cantinflas en  “Caballero a la medida”    con aquel cartel de  “Soy feliz porque me viste Ortiz “.

          Pero parece que nuestros anuncios andantes nacionales deben  estorbar demasiado a la salida del Metro.

          Por otra parte si se sigue el criterio de Gallardón; es decir que un hombre que lleve publicidad encima está sometido a una situación vejatoria habrá que analizar  detenidamente un montón de casos, por ejemplo de deportistas, (Corredores de Fórmula 1, motoristas, ciclistas, futbolistas, tenistas, etc) así como de otras actividades menos lucrativas(trabajadores de restaurantes de comida rápida y similares).

          A lo mejor resulta que lo que es degradante es ser pobre y  no poder comer. Si te sobra el dinero ya no es lo mismo y de lo que se trata es de sacar más al anunciante.

          No obstante, la Comunidad de Madrid ha salido en defensa de los ¨hombres anuncio¨ y presentará alegaciones contra el proyecto de Ordenanza de Publicidad Exterior del Ayuntamiento, al considerar que invade competencias regionales y que no hay una razón importante ni de interés general que justifique medidas de este tipo. Se asegura también que la prohibición responde más a una cuestión de estética que de dignidad laboral de las personas. Fuentes de la Comunidad recuerdan que el concepto de ¨trabajo decente¨ lo regula la normativa de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y por ello insisten en que se trata de un asunto que supera las competencias de una Ordenanza.

          Sin embargo no parece que los argumentos de la Comunidad, hagan desistir al Ayuntamiento, quien a través de la delegada de Medio Ambiente replicó que la competencia para regular los soportes publicitarios ( aunque no sus contenidos ), es municipal, no autonómica; por lo que la Ordenanza de Publicidad Exterior, no invade competencias de ninguna otra. Según la edil hay dos normas que establecen claramente que la mencionada competencia es del Ayuntamiento:  La Ley de Bases de Regimen Local y la del Suelo de la Comunidad de Madrid.

          Por otra parte, la concejal indica que muchas capitales de provincia y municipios de España y también San Lorenzo de El Escorial, Las Rozas,etc) tienen ordenanzas reguladoras de la publicidad y en todos ellos, es el Ayuntamiento quien tiene dicha competencia.

          Habrá que ver hacia quien inclina la balanza la autoridad competente.

                                                                            S.C.P-P.   

 volver