el dardo digital

 
 

 Hemeroteca

 
 

 

 nº. 007   octubre  2005  Para ellas

 
 

 

            París

    Capital de la moda

 

París se transforma en una inmensa pasarela con ocasion de la Fashion Week, la Semana da la Moda, que del 2 al 11 de octubre inunda de color y fantasía la ciudad y que se convierte en termometro de las últimas tendencias del momento.

     Diseñadores, periodistas, ávidos compradores... todos ellos se dan cita estos dias al pie de los catwalks, gigantescas pasarelas que desvelan creaciones celosamente guardadas que son el fruto de muchos meses de trabajo. Ha llegado el momento más esperado. Comienza el espectàculo.

     Una auténtica fiesta para los sentidos porque todo se ha preparado con minucioso detalle. Todo deber estar perfecto para el día clave: los trajes, la puesta en escena, el vestuario, las modelos, los maquilladores, los peluqueros...

     Meses de esfuerzo que suponen una fuerte inversion de capital humano y de organización en el que se emplean a fondo muchas personas velando porque todo este preparado a tiempo (invitaciones, catering, decorados...).

      El Sindicato de la Alta Costura de Paris es el encargado de hacer publico el listado definitivo de los desfiles (fechas, horarios y lugares donde se celebraran). Un arduo trabajo ya que debe lidiar con los deseos de los creadores pero evitando a toda costa que los horarios coincidan en una agenda apretadisima que este año da cabida a más de 80 presentaciones, contando con los desfiles in y off.

      Un auténtico reto ya que se debe dejar un margen suficiente para llegar a tiempo a todas las presentaciones por lo que a menudo se opta por espacios próximos. En esta ocasion las salas del Carrousel del Louvre y el Hotel Intercontinental, ambos en la misma zona, acogen numerosos desfiles.

     Por otra parte el sindicato parisino debe seleccionarlos medios de comunicación más relevantes que podran acreditarse a una gran mayoria de los desfiles ya que los asistentes a las presentaciones de los mas reputados diseñadores suelen ser rigurosamente seleccionados. Despues comienza el mágico espectáculo de texturas, colores y formas que nos revelan un universo creativo espectacular con las creaciones de los mas grandes (Dior, YSL, Lacroix...), de jovenes promesas y diseñadores de talento.

                                                                                                                        Sophie C Agustine

 

                                                                                                

La elegancia y la magia de Baccarat conquistan una vez mas nuestros sentidos con motivo de la presentación de su nueva colección de piezas de cristalería para la mesa. Vasos copas y jarras: bellísimas piezas de artesanía que reúnen esa mezcla de saber, belleza y elegancia que se han convertido sin duda en seña de identidad inequívoca de la firma francesa.

 

                        

     Para su presentación Baccarat ha elegido las dependencias del exquisito Hotel Particulier que posee en uno de los barrios mas elegantes de la capital francesa, cerca de Trocadero, donde ha instalado su propio museo con una selección de sus mejores trabajos, una tienda de gusto refinado y un restaurante-cafetería.

     Para su nueva colección la prestigiosa compañía ha buceado en sus archivos para rescatar algunas piezas "vintage" que reedita para la ocasión. Artículos de lujo diseñados por algunos de los creadores que han hecho de Baccarat una obligada referencia internacional, como lo prueba el hecho de haber servido a las principales casas reales del mundo y a numerosos mandatarios internacionales. 

     Maladetta, diseñado por Georges Chevalier en los años 40, da nombre a un conjunto de piezas creadas para los yates ya que su base cuadrada asegura la estabilidad. Los años 70, con Narcisse (copas con el pie arqueado y que parecen inclinarse hacia delante), y los 80, con Neptune, son otras propuestas a tener en cuenta. Junto a ellos Seelva, una creación de Olivier Gaguire que presenta un exquisito trabajo en la base, y Stream, de Emannuel Babled marcado por sus curvas, con una doble corola y un pie en espiral.

     Para completar la colección no podían faltar los vasos H2O, en cristal unido o decorado con un motivo de encaje; la jarra Dyonisos y las velas Ambiance, disponibles en tres versiones (flores blancas, hierba cortada o té verde), presentadas en un magnifico vaso de cristal firmado con la B de Baccarat. Una forma sin duda original de finalizar una romántica velada, envuelto en una agradable sinfonía de aromas.

                                                               Sophie C. Agustine

         

 

 
 

volver

 

 
----

---------------------------------e-mail: eldardodigital@lycos.es---------------------------------