el dardo digital

 

 Hemeroteca

 

 

 

 nº.008 -  noviembre 2.005 - Opinión

 

 

 

Europa y la inmigración musulmana

París en llamas. La policía desbordada por la violencia. Inmigrantes, en su mayoría musulmanes de segunda o tercera generación, se han rebelado contra el país que  acogió a sus padres y abuelos -que llegaron a Francia huyendo de regímenes totalitarios como el marroquí o el argelino- dándoles la oportunidad de iniciar una nueva vida.

       El principal problema es que la adaptación de estos inmigrantes islámicos a la forma de vida europea no se ha producido. Sirva como ejemplo  la polémica del uso del velo en las escuelas públicas. Parece evidente que muchos inmigrantes musulmanes no hacen todo lo posible por integrarse en la Francia laica. Si hay exclusión social y existen los ghettos es -además de por los  problemas economicos y laborales que sufren- por su  incapacidad de integrarse en la sociedad francesa. Ellos sienten  envidia hacía Europa y nuestro estado de bienestar y  no están dispuestos a admitir que con nuestros regimenes democráticos les hemos superado. Esa envidia genera un odio  que ellos  canalizan a través de la violencia.

       Es obvio que el problema no es exclusivo del país galo. La corriente de violencia organizada va extendiéndose por el continente. Por suerte, en España  respiramos tranquilos, pero no podemos quedarnos con los brazos cruzados o tarde o temprano acabaremos como en París.

                                                                                 Jaime Domenech

 

 

 

volver 

 

----

-----------------------------e-mail:eldardodigital@lycos.es---------------------------------