el dardo digital

 

  Hemeroteca 

 nº 17 - diciembre 2.008- Opinión 

                              SOCIALIZAR LAS GANANCIAS

                                                             “El ejecutivo del Estado moderno no es otra cosa                                                               que un comité de administración de los negocios                                                               de la burguesía”   

                                                                                                                      Karl Marx 

Esta breve reflexión la quiero hacer como altavoz de muchos que nunca tienen la palabra, que nunca salen en los medios de comunicación, que no tienen voz.

Me centrare en España aunque creo que mi hipótesis se podía aplicar globalizar casi mundialmente, ya que los actuales fenómenos económicos afectan de manera global a todo el mundo.

En la última década, los beneficios obtenidos  por las entidades financieras, inmobiliarias y muchas otras (telefónicas, automóvil…) han sido extraordinarios, por el contrario, los salarios de los trabajadores no han hecho más que perder poder adquisitivo. Ahora ha llegado la crisis económica y muchas empresas anuncias despidos de trabajadores (NISAN, ACCIONA, ONO, TELEFONICA…). Además la OCDE pide flexibilizar el despido, a lo que por supuesto se unen las patronales pidiendo además congelación salarial. ¿Por qué tienen que pagar los trabajadores la crisis económica? Los principales culpables de la crisis actual son el sector bancario, hipotecario, las agencias de control de riesgos… Pero en vez de buscar culpables y sancionarlos, nuestros gobiernos proponer ayudarles con inyecciones de capital que para los trabajadores son al menos obscenas. En España, el  Fondo de Adquisición de Activos Financieros, con cargo al Tesoro Público, ha destinado 5.000 millones de euros para comprar activos. ¿Por qué el Estado tiene que socializar las pérdidas de las grandes empresas? Puestos a ello, prefiero socializar los beneficios obscenos que tienen las grandes empresas, incluso en la crisis económica actual (el Grupo Santander ha aumentado un 5,5% su beneficio entre enero y septiembre de este año).

                                                                       David Lerín Ibarra

 volver