el dardo digital

 
 

 Hemeroteca

 
 

 

 nº. 004   junio  2.005  Mundo económico

 
 

    

El

Cavalino místico

 

 

Ferrari, un automóvil de leyenda

Ninguna marca de automóviles levanta tanta pasión en el mundo como Ferrari. El nacimiento de la empresa ocurrió en 1929 en Bolonia, Italia. En aquella reunión había cuatro personas entre ellas Enzo Ferrari, que ya había tenido sus primeras experiencias automovilísticas en Turín y Milán como probador de coches y como fabricante de piezas para los mismos. Sin embargo, en aquella época era un entusiasta piloto de los Alfa Romeo en los circuitos. Los otros comensales eran dos hermanos de la localidad de Ferrari, los Caniati, comerciantes de cáñamo, y Marco Tardini, futuro campeón de las carreras automovilísticas del Stelvio, del Parama-er-ceto y de la Gaisbert.

         La sociedad anónima de 1.929 nació con la intención de que los socios de la misma fueran los propios corredores. En aquellos momentos la competencia era muy dura, como lo demuestra que dentro de las filas de Alfa Romeo hubiera nombres con los de Tazio, Nuvolari, Achille Varzi, Luigi Fagioli, Giuseppe Campari, Louis Chiron y Guy Moll.

         En 1.947 nació en Módena el primer automóvil de competición con diseño de futuro. Concretamente el modelo 125 sport, monoplaza con compresor. Ferrari siguió una andadura triunfal como marca, y divorciándose de Alfa Romeo se prestigió por sí misma. El 11 de octubre del mismo año ganó la primera carrera internacional, en Turín. Raymond Sommer "Corazón de león" al volante de un biplaza 159 S es el autor de tan magno hito.

          Después de la II Guerra Mundial, independientemente del tema de la competición, la firma Ferrari se encara a otros planteamientos. Se inicia la producción industrial del modelo 125 GT, un auténtico monstruo de la competición.

          Siguiendo con la tendencia de la marca, en 1.951 se estudia y desarrolla en Maranello un nuevo modelo, que debería debutar en el Gran Premio de Formula 1 de Silverston, en Gran Bretaña. No se abandonó ningún frente. Con Ascari como piloto, al año siguiente se consigue el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Los éxitos deportivos por pura lógica, tienen una trascendencia a nivel mundial. Por lo tanto, en la fábrica de Maranello se ultiman nuevos proyectos. Se trata de crear automóviles de gran turismo para un público selecto y que pueda pagar los razonables precios que demanda un producto de alta calidad. Sin embargo en década de los sesenta la situación económica se tornó difícil. Los resultados deportivos habían desaparecido ante el dominio de los coches ingleses.

          La crisis fue de tal magnitud que El Cavalino Rampante a punto estuvo de ser adquirido por Ford en 1963. Por si esto fuera poco el mercado exigía coches más potentes y menos contaminantes. A pesar de ello Ferrari continuó lanzando al mercado coches gloriosos como el Dino.

         Enzo Ferrari se dio cuenta de que no podía seguir llevando la casa de Maranello como empresa solitaria. Por lo que en 1969 vendió el 50% de la compañía a Fiat. El 80% del restante pasaría a manos del imperio italiano tras la muerte de Enzo.

         Ferrari volvió a triunfar en la Formula 1 en la década de los setenta, superando la crisis del petróleo y a un nuevo rival: Lamborghini. A pesar de que en los ochenta la situación económica era estable, los resultados deportivos no sonrieron. Los grandes modelos como el 288GTO y el F40 fueron los últimos antes de la muerte de Enzo Ferrari en 1988. El homenaje más preciado fue el primer y segundo puesto de Ferrari en el GP de Italia de Formula 1 poco tiempo después. A partir de entonces, FIAT domina el 90% de la marca. Los noventa significaron la renovación total al lanzar increíbles modelos como el F355, 550 o el F50. En la Fórmula 1 volvieron a la senda del triunfo en el 2000 cuando Michael Schumacher le devolvió el codiciado Campeonato del Mundo. En el 2002, se cumplió un sueño: el lanzamiento del Ferrari Enzo, en honor a El Commendatore, un auto pensado en él: agresivo, luchador y siempre primero.

                                                                                                        Juan A Martinez

 

 

 

volver

 

 
----

---------------------------------e-mail: eldardodigital@lycos.es---------------------------------