el dardo digital  

nº 18

 

Madrid - julio-septiembre 2.010

portada

actualidad

opinión

cultura

sociedad

m.económico

ocio

 deportes

para ellas

mirador

efemérides

dardos

nosotros

hemeroteca 

 

 sociedad 

sociedad 

Los hombres anuncio

La enseñanza española

Las ONG,s en entredicho

La otra América

Lamberts café

Perder el miedo

La América de los Oscars

Mi suerte

Apagar las estrellas

Los conejos a salvo

Guadalajara,en cabeza del crecimiento poblacional

En torno al inmigrante

Una visita nostálgica

Dos graduaciones

El nefasto horario del fútbol español

La Prehistoria pervive en el Valle de Ambrona -II-

La Prehistoria pervive en el Valle de Ambrona -I-

Spain is different

 

 

¿ Existió el Arca de Noé ?

 

 

Un grupo de arqueólogos chinos

afirma haberla descubierto

 

"No es seguro al cien por cien, pero sí al 99 por ciento: hemos encontrado el Arca de Noé". Éstas son palabras del documentalista chino Yeung Wing-Cheung, integrante de un grupo de arqueólogos evangelistas de China y Turquía, que han estado trabajando en el Monte Ararat.

     Una afirmación que debe ser puesta en cuarentena. No es la primera vez que buscadores afirman haber realizado tan magno descubrimiento, pero hasta la fecha o bien han resultado ser falsificadores, o bien no han podido aportar ninguna prueba del hallazgo. Además, que el grupo de científicos sean evangelistas no ayuda a apostar por la veracidad de los hechos. Nunca ha sido bueno mezclar descubrimientos científicos con creencias religiosas.

     El Monte Ararat, o 'Gran Montaña del Dolor', como la denominan los turcos, es un macizo de 5.000 metros de altitud, muy cerca de la frontera entre Turquía, Irán, Armenia y el enclave de Najichevan, que pertenece a Arzebayán. La historia bíblica dice que el Arca de Noé, que durante el Diluvio Universal había conservado un macho y una hembra de cada especie, fue a posarse sobre esta montaña.

     Son varías las hipótesis que ha formulado la ciencia para explicar este diluvio del que hablan diversos textos de la Antigüedad, además del bíblico. Lo que si se sabe es que en un pasado muy remoto existió una inundación de prodigiosas dimensiones. Aquellos hombres aún bastante primitivos daban con estos relatos respuesta a cuestiones paleontológicas inexplicables para ellos.

     Los geólogos William Ryan y Walter Pitman suponen que al producirse el deshielo de la última glaciación, el nivel del actual Mar Negro, que entonces era de agua dulce, descendió al tiempo que ascendió el de los mares y océanos. Así pudo el Mediterráneo erosionar y salvar la costa provocando aquella prodigiosa inundación que pasó, incluso, por encima de montañas, es decir, viniendo del cielo.

     Otra de las teorías propuestas habla de que el mito del Diluvio Universal pudo deberse a un gigantesco tsunami tras la erupción del volcán Etna en Sicilia, hace 8.000 años; o del volcán del lago Toba, en el norte de la isla de indonesia de Sumatra. Una erupción que provocó un invierno de 6 años, bajó la temperatura media de la Tierra 15º y redujo la población humana a 10.000 seres.

     Por su parte, Turquía ha ordenado una investigación para determinar la veracidad del hallazgo del Arca de Noé. Los investigadores no contaban con la autorización necesaria de Ankará para realizar los trabajos arqueológicos.

                                                                         Juan Castellblanque

 

---------------------------

 

 <<<<<                                                  >>>>>

 

 

e-mail:redaccion@eldardodigital.com